Psicología transpersonal y comunitaria en la educación no formal

how to write a college essay

En este trabajo de Rafael Aluni se analizan dos propuestas metodológicas que intentan enriquecer los modelos de desarrollo de los programas de intervención de la educación no formal. También se proponen algunos criterios para considerar a estos proyectos como proyectos de calidad o no. La síntesis indica que es posible ampliar tanto conceptual como técnicamente la intervención en los diferentes niveles de la realidad humana.

El objetivo del presente escrito es el de presentar las reflexiones y algunas conclusiones a las que he llegado durante mi participación en el seminario sobre la Educación No Formal. Me centraré en dos propuestas, la de la psicología de la comunidad y la de la psicología transpersonal; en la primera para analizar sus aportes para enfrentar la educación , en la segunda para analizar y enriquecer el concepto de hombre en los programas de intervención de la educación no formal. Finalmente, indicaré a partir de estas propuestas los indicadores de calidad de la educación no formal.

El término de Psicología de la Comunidad se originó en el año de 1965 en una reunión en Swampscott, Massachusetts donde 40 psicólogos se cuestionaron sobre la formación de psicólogos para la intervención en el campo de la salud comunitaria. ( Gómez del Campo ,1992). Este mismo autor refiere varias definiciones en las que resaltan algunos aspectos de la psicología de la comunidad. Estos son importantes mencionarlos ya que son los ejes sobre los cuales muchos programas actuales, tanto de docencia como de intervención giran. Ellos son los siguientes : – Crítica al ejercicio tradicional de la psicología aplicada por su elítismo y exagerada acentuación de los determinantes individuales e intrapsíquicos del comportamiento.

Para la gente involucrada, a este punto le llaman la Tercera Revolución que es el reto del presente y en donde se considera el concepto de salud mental de la comunidad en contraposición al modelo clínico-médico.( Albee, 1982 ). -La importancia del estudio científico de la relación entre el individuo y los sistemas sociales desde una perspectiva interdisciplinaria. Es evidente que la naturaleza multifactorial del fenómeno requiere de una aproximación donde converjan todas las profesiones. Esta convergencia debe hacerse desde la idea de integrar las diferentes metodologías, tanto conceptuales como técnicas para tener una aproximación más global de la realidad. Estas consideraciones hacen un llamado a la capacidad del ser humano para tolerar la diversidad y crear espacios de reflexión y de toma de decisiones en la intervención.

Sería conveniente que dentro de los planes de estudio se contemplara este entrenamiento para que una vez que se tenga la licencia profesional no se tenga el miedo a interactuar con otros profesionistas y colaborar con nuestro grano de arena en cualquier proyecto donde tengan que intervenir personas de otras disciplinas. – La acentuación de la prevención primaria como objetivo básico de la intervención psicológica.

Esta intervención implica la acción antes de que se presenten las dificultades. El instrumento idóneo es la educación. En general se podría decir que la mayoría de los programas educativos tienen esa intención. Este enfoque considera dos tipos más de intervención, la secundaria y la terciaria.

En la segunda se interviene tratando de reducir el tiempo de duración del trastorno. En la tercera, se intenta reducir al mínimo los efectos desorganizantes que afectaron al individuo o al grupo. Este último tipo requiere de una profunda reflexión ya que sabemos que la parte social de los seres humanos es de las más dificiles de acercarse. El individuo que no está a favor del grupo está en contra y si es así , él es el que está mal . – La necesidad de que la psicología aporte elementos teóricos y prácticos significativos tanto para la solución de los grandes problemas sociales, como para el diseño de estrategias que faciliten el desarrollo de nuevos y mejores modelos de cambio social. – Inclusión de comunidades marginadas y grupos desfavorecidos dentro de los destinatarios de los servicios profesionales de los psicólogos.

Esta propuesta es otra de las que crea incertidumbre, ya que implica la desprofesionalización. En ella se intenta explorar nuevas opciones de ejercicio profesional. Para esto, considera el entrenamiento a personas no profesionales y para profesionales.Las primeras son aquellas que carecen de entrenamiento formal y las segundas son aquellas que se desempeñan en otra cosa para la cual no estudiaron. -La urgencia de nuevos programas de estudio que contribuyan a la formación de psicólogos capaces de desempeñar nuevos roles profesionales y de ejercer la profesión en una variedad de contextos diferentes a los tradicionales.

En la Universidad Iberoamericana y en el ITESO de Guadalajara , se tienen dos ejemplos claros , actuales y eficientes de este querer hacer. -La importancia de impulsar modelos y teorías orientados hacia la salud y el crecimiento. Este punto lo trataré con mayor amplitud cuando hable sobre la psicología transpersonal , por ahora diré que en el enfoque de la psicología de la comunidad el enfásis esta puesto en la tendencia hacia la autorrealización, la salud, el desarrollo y el crecimiento individual y comunitario. Se interesa en la conducta sana y en las relaciones interpersonales sanas. La propuesta es desde el punto de vista holista donde se consideran los aspectos de salud física tales como el ejercicio, la alimentación , la meditación etc. y por supuesto considera al ser humano como parte del ecosistema. Ahora me gustaría mencionar que en los programas de intervención comunitaria se consideran diferentes niveles, estos son: individual, pareja y familia, organizacional ,grupal, institucional, comunitario y social. En ellos se trata de incidir con los enfoques y metodologías propios de la psicología tradicional sólo que en la óptica comunitaria. Por ejemplo en el primer nivel, se podría pensar en un niño que tiene problemas de lenguaje. El nivel de intervención consideraría técnicas como la modificación de conducta, terapia del lenguaje y reubicaría, si fuese necesario, al niño en otro ambiente como el de un grupo de educación especial.

Cada nivel puede ser apoyado , como ya se dijo antes , con el “arsenal”, técnico y metodológico de la psicología. Es conveniente señalar que la selección de las estrategias terapéuticas debe hacer con mucho cuidado ya que los efectos en un nivel van a tener consecuencias en los otros. Después de 25 años de trabajo en ésta línea hay una gran cantidad de artículos de investigación , textos, revistas especializadas en el campo ,como por ejemplo :” Journal of Community Psychology”, ” American Journal of Community Psychology ” Y ” Journal of Rural Community Psychology “. Varias universidades están interesadas que en sus programas de licenciatura , maestría y doctorado se incluya el enfoque comunitario, algunas de ellas mexicanas ( p.e. la Iberoamericana ) En México existen algunas resistencias para considerar este enfoque en ámbitos académicos, en la mayoría de las universidades se sigue pensando en el cliente que puede pagar el servicio y de esta forma entrena a sus estudiantes.

Hay poca conciencia del potencial social de este enfoque para resolver problemas como el alcoholismo, la delincuencia, la contaminación etc. Gómez del Campo ( 1992 ) hace una descripción bastante clara y extensa de los programas que hasta la fecha se han realizado en México en su artículo denominado “Orígenes y Desarrollo Histórico de la Psicología de la Comunidad. Y según lo presentado en este documento el espectro de acción es muy grande, para fines de este escrito mencionaré sólo algunos.

En 1984, Ruvalcaba y García enriquecieron el campo de la ecología del desarrollo infantil estudiando la influencia del ambiente hospitalario en el desarrollo del neonato. En la línea del entrenamiento de paraprofesionales se encuentra el estudio de Hernández y Ray ( 1982 ) en el que diseñaron , aplicaron y evaluaron un programa de educación especial donde las madres de los niños intervienieron como paraprofesionales. En el estado de Tabasco se realizó una experiencia donde el psicólogo intervino en las áreas rurales ( Antonio, 1988 ). Moch ( 1988 ) plantea la posibilidad de crear un centro de desarrollo de la comunidad desde la perspectiva de la psicología de la comunidad , como una opción para el cambio social. El estudio de Zohn ( 1989 ) se avoca a observar la percepción del ambiente físico y familiar de padres de familia en dos tipos de vivienda: la convencional y la de autoconstrucción. Explorando nuevas forma de intervenir en la comunidad Casco y Herrera estudiaron el proceso de devolución de la información a la comunidad.

Desde los años setenta Reid y Aguilar se han involucrado en diferentes proyectos de desarrollo de la comunidad y en investigación psicosocial. También Quintanilla ( 1991 ) ha estado involucrada en el entrenamiento de paraporfesionales a través de Desarrollo y Promoción de la Salud comunitaria (DECOSAL ) para la promoción de servicios de detección de problemas psicosociales y la consolidación de las minorías activas en el desarrollo de comités de solidaridad en los sectores marginados. Considerando la investigación -participativa que se lleva a cabo en Tzinacapan en la sierra norte del estado de Puebla denominada PRADE (Proyecto de Animación y desarrollo ) y la perspectiva en la que se ha involucrado el psicólogo se dice que este profesional se vuelve un observador y productor de conocimiento psicológico que se genera por la interrelación con las personas nativas de la localidad . (Almeida, 1983 ). Me parece que con este panorama podemos afirmar que el trabajo comunitario puede enriquecerse con las aportaciones de la Psicología y viceversa, la Psicología puede enriquecerse con las aportaciones del trabajo comunitario.

Ahora voy aproximarme a la psicología transpersonal desde la propuesta que tienen sus exponentes principales para enfrentar el reto de la educación de jóvenes y adultos. Es en el país vecino del norte en donde ha habido un creciente interés por la psicología transpersonal, y se han creado programas innovadores para la educación superior, los cuales, son definidos como transpersonales.

La educación transpersonal se relaciona primariamente con el estudio y desarrollo de la conciencia, particularmente de los estados comúnmente llamados estados superiores de conciencia y con la búsqueda espiritual como un aspecto esencial de la vida humana. ( Vaughn, 1979). La educación transpersonal, como la ciencia, se relaciona con el conocimiento y descubrimiento de la verdad, con medidas objetivamente verificables. Esto está también dirigido a cuestiones de valor, significado y propósito, los cuales han estado tradicionalmente dentro del ámbito de la religión o la filosofía. La conciencia humana no ha podido ser estudiada separándola de la experiencia de la persona, el empirismo subjetivo es el predominante en el modelo de investigación. Actualmente ,queremos aproximarnos por la vía de la psicofisiología , la electrofisiología o de la informática ( Grinberg, 1991; Edelman , 1979; Newell y Simon, 1978). Pero el fenómeno sigue siendo un misterio. La educación transpersonal se enfoca en el proceso del descubrimiento y trascendencia del sí mismo, el cual, resulta de la práctica espiritual. Afirmando la experiencia subjetiva como válida e incluso esencial para la determinación de la naturaleza de la realidad y la relativa validez de la verdad revelada. Hay un interés por no caer en la trampa de definir el camino en vez de descubrirlo. (Tart,1970) Sabemos que hay un énfasis en desarrollar habilidades cognitivas en nuestras instituciones de educación superior, y también que han relegado el desarrollo espiritual a la competencia de la educación religiosa. No podemos dejar de ver el hecho de que los individuos estamos continuamente luchando por integrar nuestras vidas de acuerdo con nuestra propia verdad interna más que con doctrinas autoritarias que prescriben la verdad.

El individuo quien, una década atrás, fue fácil presa de una crisis de identidad concerniente a cuál era su lugar en el mundo, cuando los valores se estaban desintegrando, está ahora acuartelado por innumerables maestros, gurús, y sistemas religiosos demandándole ser de una sola manera y permitiendo una revisión de la versión de salvación llamada iluminación. No se ha decrementado la búsqueda de la verdad, su significado y su lugar en el universo entero. De acuerdo con Campbell (1972) es a través de la mitología que el individuo reconoce que el participa en el misterio del universo y que este misterio es el misterio de su propio profundo existir. Viendolo de otra forma, los individuos están ahora tratando de sentir el universo como su hogar, más que sentirse alienados en el mundo (Vaughn,1979). La pregunta central en la educación transpersonal es tan vieja como la toma de conciencia de uno mismo, es ¿Qué es la verdad? La respuesta no está dada. Cada persona está dirigida a buscar por sí misma su propia respuesta. Del mismo modo el aprender a confiar en nuestra propia intuición, más que en la autoridad externa, como una fuente de sabiduría profunda, puede ser una tarea ardua.

Cada uno de los protagonistas del proceso de enseñanza-aprendizaje es responsable de escoger su propia disciplina, pero se supone que ambos, el estudiante y el profesor están en el camino. La analogía de la verdad como una montaña la cual es percibida desde diferentes ángulos y teniendo diferentes formas es útil cuando se considera la interrogante de los caminos. Algunos caminos están bien señalados, otros ya caminados están preparados por los profesores. Hoy no estamos grandemente limitados para escoger entre la forma colectiva de nuestra propia herencia y la forma solitaria de nuestro individualismo. Tenemos un ancho margen de alternativas, y la sabiduría colectiva del este y el de oeste está rápidamente disponible para nosotros en formato de libros, a través de maestros, escuelas y sistemas diseñados para proveernos de un darse cuenta de la conciencia superior y una clara percepción de la verdad, sin condicionamientos y libre de distorsiones egoístas. De cualquier forma, en un estado de baja concientización, el individuo hace una elección para seguir uno de los muchos caminos propuestos para ser el camino de verdad.

Según Maslow ( 1971 ) el verse a sí mismos es el mejor apoyo que podría dar la educación a los niños. Maslow también hace una distinción entre la educación intrínseca y extrínseca. El aprendizaje extrínseco es reforzado por grados, títulos, reconocimientos y aprobaciones, el aprendizaje intrínseco es a través de la vida y se refiere al descubrimiento de la identidad y al descubrimiento de la vocación. No se necesita reforzamiento secundario. Es autovalorativo. El aprendizaje extrínseco puede obstruir los impulsos que vienen desde lo más profundo del ser. Entonces se vuelve necesario crear el espacio en el cual la persona pueda atenderlos, y a que aprenda a escuchar a estos impulsos internos.

La suposición de que estos impulsos pueden realizarse y trascenderse puede ser descubierta de forma inherente desde una perspectiva transpersonal. Se presupone que nosotros podemos, e incluso debemos confiar en nuestra naturaleza biológica para permitir la evolución de nuestros potenciales superiores.( Al Huang , 19 ). El énfasis en el aprendizaje intrínseco no significa que sea lo único , sino por el contrario, en el contexto de la enseñanza transpersonal cualquier cosa puede ser incluida cuando se considera apropiada por el estudiante. Llamando la atención hacia la capacidad de intuición de los hombres para el discernimiento de la verdad ,la educación transpersonal elige revisar las estructuras conceptuales de nuestros modelos, pudiendo ser estos racionales o revelados . La búsqueda perenne de la verdad es frecuentemente ensombrecida por nuestra preocupación dada por nuestro conocimiento empírico y lleno de destrezas técnicas.

No hay un desprecio por el entrenamiento en destrezas específicas académicas ,sólo que esta tiene que ser percibida en una perspectiva existencial. Sabemos como crear condiciones con las cuales facilitar el aprendizaje y como entrenar mentes, pero la cuestión de que es realmente un aprendizaje valioso vuelve a ser elusivo. Uno de los problemas inherentes en la educación transpersonal es el evitar formular un nuevo paquete que pudiera jerarquizarse y ser entregado ordenadamente como cualquier otra teoría , y entonces reclamar que su visión es la adecuada, más que dejar el proceso abierto.

La enseñanza de la psicología transpersonal es un proceso de búsqueda para balancear el conocimiento del sujeto directamente con el conocimiento intuitivo en estados particulares de la existencia. En la enseñanza transpersonal se deberá incluir la actitud del profesor, si el profesor toma una actitud dogmática, esto es incompatible con los objetivos de la educación transpersonal.

Como sucede en la educación humanista, la educación transpersonal afirma la autenticidad de la experiencia subjetiva y los valores en el proceso de la actualización de sí mismo, esto va un paso más allá, no obstante, al afirmar la existencia del potencial humano para la auto-trascendencia. (Vaughn ,1979 ; Maslow , 1962; Maharishi,1963 )En uno de sus últimos trabajos, publicado incluso póstumamente, Maslow (1971), hace la distinción entre la actualización del yo mismo dentro de la trascendencia y la no-trascendencia. Esta distinción es útil, para aquellos en los cuales el desempeño es aparentemente completo algunas veces en un estado no trascendente y que visto desde la apreciación de la búsqueda espiritual no es más que una ilusión neurótica. Afirmando la importancia central de la búsqueda espiritual del hombre, la enseñanza transpersonal tiene partes en sus raíces de la tradición humanista, pero trae otras posibilidades más evolucionadas dentro de sus metas.( Wilber, 1979 ).

La posibilidad de trascender de forma separada o individual es inevitable para la condición humana, encontrando un camino para salir de la dependencia hacia la independencia o la interdependencia con la conciencia de adquirir aprendizaje de su unidad esencial y conectarla con su energía vital, es tomada como una parte esencial de la educación para sobrevivir y encontrar la satisfacción. En una discusión sobre la educación para la trascendencia, Murfy (1969), llamó la atención hacia la expansión de los linderos y el gran sentido de significado de libertad, vitalidad y felicidad asociada con la experiencia trascendente. Paradógicamente, el primer paso en este proceso es un cambio deliberado de la atención de la realidad externa hacia la realidad interna. Cultivar un sentido de armonía y unidad juntas. El individuo debe ser guiado através de sus propios procesos intrapsíquicos para descubrir el significado inherente de su propia búsqueda, más que quedar dentro de una búsqueda subjetiva que no va más allá de la planteada por la autoridad externa y atenida a metas predeterminadas.

La meta intrapersonal de la enseñanza transpersonal también se diferencia de la educación humanista en que enfatiza la comunicación interpersonal y la interacción. La desviación de la atención del mundo externo con el propósito de obtener mayor auto-conocimiento o autotrascendencia no es un fin en sí mismo, pero si es un paso más en el camino de la realización transpersonal. Sin el conocimiento de la auto toma de conciencia, las cosas pueden tener poco valor. Esto es, después de todo, la afirmación de la experiencia transpersonal que se manifiesta viviente dentro del mundo. Explorando la naturaleza de esta enseñanza de la realidad transpersonal, se afirma el proceso de la autoconciencia profunda de la experiencia humana, por caminos científicos, religiosos, racionales, o intuitivos. Quizás la distinción más importante entre la enseñanza transpersonal es la concomitante personal del descubrimiento del yo mismo. El proceso invariablemente involucra la experiencia subjetiva rodeada ésta de algo más que uno mismo. La experiencia típicamente emerge desde la práctica regular de la meditación. El yo con mayúsculas, se refiere pues a lo que Assagioli (1965), llama el yo superior y a lo que Jung propuso como el centro de la toma de conciencia psíquica la cual trasciende al ego concientemente e incluye aquellos aspectos de la psique que ordinariamente permanecen inconcientes. El hombre como tal, no obtiene su significado por su conciente.

La conciencia de cada individuo se basa en un indefinido y extenso contenido inconciente en su psiqué. Jung (1938, citado por Newman ,1954 ) dice que :descendiendo hasta lo más profundo de su psiqué, una persona puede experimentar una profunda conciencia transpersonal, desde la cual cada toma de conciencia del ego es particularizada y derivada. Campbell (1949) ha puntualizado que la introversión es un clásico recurso del genio creativo, y Jung (1958) diserta que en el aprendizaje de la experiencia interna individual la persona puede entender el significado de su propia vida. Una suposición paradójica es que en el autoconocimiento se infiere la autotrascendencia . La forma en la que se involucra el reconocimiento de la verdad, significación y valores son comúnmente silenciados en el mundo externo. Estas consideraciones de que el auto-conocimiento es un camino hacia la auto-trascendencia así como hacia la auto-maestría cierra la brecha entre la realidad interna y la externa, establece la unión entre la conciencia y la inconciencia, convirtiéndose en una sensación holística en la que cada aspecto del ser está integrado y armonizado, esto es algo que emerge de los lineamientos de la enseñanza transpersonal. Con los datos anteriores podemos decir entonces que muchos supuestos sobre la naturaleza humana y el universo se ponen en entredicho como los siguientes : -El hombre es su cuerpo nada más. -El hombre existe en relativo aislamiento respecto del medio ambiente que le rodea. -El universo es un lugar duro, indiferente e insensible. -Estamos aquí para conquistar el universo. _El hombre es conciente. -Ser un científico y un místico son cosas incompatibles. Y todo esto ¿qué tiene que ver con un seminario de educación no formal?. En principio, cuando estoy escribiendo esto ha ocurrido un evento que no comprendo pero me es molesto: varias personas murieron dentro de una granja quemados , según las noticias, por órdenes de su líder espiritual. El desarrollo de un paradigma para la educación no formal que incluya la intuición, la imaginación y las capacidades espirituales de la persona.

Explorar el papel de los estados alterados de la conciencia. Desarrollar una atmósfera que estimule y nutra el crecimiento interior de personas visionarias y creativas.

Enriquecer no solo el darse cuenta de la realidad, sino enriquecer la capacidad de experienciar y profundizar en los niveles simbólicos. Ayudar a crear, explorar y extender el concepto de hombre manifestado en el plano físico psicológico y espiritual. Proveer de un foro o un espacio para discutir y sintetizar los diferentes modos de ver el mundo en la comunidad. Sea esta del tipo que sea (de aprendizaje, de producción, etc).

Share Button

2 commentarios en “Psicología transpersonal y comunitaria en la educación no formal”

  1. LUIS FEIPE DIAZ ACEVES dice:

    RAFA SOY LUIS FELIPE, VOY A LEER POCO A POCO TU TRABAJO DE PSICOLOGIA COMUNITARIA PARA PODER ENTENDERLA MEJOR Y ME INTERESARIA APLICARLA A MI CENTRO DE TRABAJO PORQUE SE PRESENTAN MUCHAS DEFICIENCIAS, SALUDOS Y ESTE ES UN REENCUENTRO CON LOS MEJORES AMIGOS HASTA PRONTO

Los comentarios están cerrados.